Get 10% extra OFF on Porto Summer Sale - Use PORTOSUMMER coupon - Shop Now!

3 enfermedades que se esconden detrás del bocio (cuando aparece un bulto en el cuello)

3 enfermedades que se esconden detrás del bocio (cuando aparece un bulto en el cuello)

Sentir una protuberancia en el cuello puede alarmar a cualquiera, sobre todo si con el paso del tiempo incrementa su tamaño, ¿pero qué podría ser? Muchas veces el bocio no es la única causa, sino alguna de estas 3 enfermedades que se esconden detrás del bocio (cuando aparece un bulto en el cuello).

¿Qué es el bocio?

El bocio es una enfermedad de la tiroides que se caracteriza por el agrandamiento anómalo de esta glándula o un nódulo ubicado en alguna parte de la tiroides. De acuerdo con la American Thyroid Association, aparece una protuberancia indolora en la base del cuello. 

Por otra parte, aunque al principio no provoca gran malestar, con el paso de algunos meses puede aumentar su tamaño, si no se trata a tiempo y presentar síntomas como tos o dificultad para respirar.

También te puede interesar: ¿Qué pasa si te quitan la tiroides? 4 casos en los que tu médico podría extirparla

De acuerdo con los especialistas, existen dos tipos de bocio:

  • Bocio difuso: cuando se agranda de manera uniforme
  • Bocio nodular: cuando el agrandamiento es irregular en uno o más nódulos

No todos los bocios presentan síntomas de alerta, pero si recientemente descubriste un bulto en tu cuello, te recomiendo prestar atención a las siguientes señales:

Síntomas de bocio

  • Sensación de opresión en la garganta
  • Dificultad para pasar alimentos
  • Tos constante
  • Ronquera
  • Sensación de ahogo/ dificultad para respirar
  • Hinchazón en la base del cuello

En la mayoría de los casos, la causa más común del bocio es la falta de yodo en la alimentación. Sin embargo, también se puede presentar por 3 enfermedades que se esconden detrás de ese bulto que aparece en el cuello.

Enfermedad de Hashimoto: un trastorno autoinmunitario que daña la tiroides y hace que produzca pocas hormonas, esta baja ocasiona que la glándula pituitaria produzca más hormonas estimulantes de la tiroides (TSH), ocasionando el visible agrandamiento en la base del cuello.

Cáncer de tiroides: es probable que durante las primeras etapas, el cáncer de tiroides no ocasione ningún síntoma de alerta, pero conforme crece puede causar dolor e hinchazón en el cuello, un bulto que puede palparse a través de la piel, incluso cambios en la voz. La biopsia de un nódulo tiroideo es muy precisa para determinar si es canceroso o no. 

Enfermedad de Graves-Basedow: en una persona con este tipo de enfermedad, los anticuerpos que produce su sistema inmunitario atacan por error a la glándula de la tiroides, logrando que esta produzca un exceso de tiroxina, es decir, una hormona que segrega la glándula para regular los procesos metabólicos. Esta sobreestimulación hace que la glándula se hinche.

¿Cuándo debo preocuparme si detecto un bulto en mi cuello?

Si ya identificaste un bulto palpable sobre la piel de tu cuello, lo más recomendable es que acudas de inmediato con tu médico endocrinólogo para evitar que crezca y a su vez ocasione dificultad en la respiración, tos persistente o ronquera.

Es probable que debas someterte a una prueba hormonal, ecografía, gammagrafía de tiroides o incluso a una biopsia para analizar el tejido y determinar un tratamiento adecuado, recuerda que cada caso es diferente. Sin embargo, tu médico puede recomendarte alguna de las siguientes opciones: medicamentos, cirugía para extirpar la tiroides o yodo radioactivo.

Ahora que ya sabes qué es el bocio y las enfermedades que puede esconder, no lo tomes a la ligera, actuar a tiempo puede hacer toda la diferencia sobre tu salud.

Compartir esta publicacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Ana Monterrey Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Descartar
Permitir notificaciones